Inauguración de la exposición Simbiosis 2012-2013, proceso creativo entre artistas y personas con autismo

Posted on

La Asociación Argadini y la Fundación Orange presentan la exposición SIMBIOSIS 2012-2013, muestra que  recoge diferentes obras artísticas nacidas del proceso creativo entre artistas y personas con autismo en distintos talleres creativos.

La exposición se inaugura mañana jueves 19 de diciembre a las 20:00 horas, y se podrá visitar hasta el próximo 17 de enero en el espacio Cambio de Sentido de la Fundación ONCE, en la calle Recoletos, nº1, de Madrid. En ella se podrán ver acuarelas, collages, obras escultóricas, etc.

Simbiosis nace del programa Hablado con el arte, que acerca a las personas con trastornos del espectro del autismo (TEA) al mundo del arte y la cultura, a través de la educación emocional y la creatividad. Hablando con el arte conjuga visitas a distintos museos y trabajos creativos sobre lo percibido en esas visitas, enseñando sin recortar contenidos, fomentando la creatividad y alimentando paulatinamente las necesidades de aprender de los alumnos y su curiosidad por un universo que requiere en gran parte de la abstracción, de la imaginación.

En concreto, los talleres que se han llevado a cabo, en los que también han colaborado empleados voluntarios de Orange, han sido los siguientes:
-Poesía bajo el blanco, con Boa Mistura
-Reinterpretación de los objetos, con Alfredo Velasco.
-Fotografía, con María Jesús Burgos
-Carboncillo, con Mónica Sánchez Robles
-Collage, con Beatriz Arroyo
-La tribu, con Beatriz Provens
-Acuarela, con Mena San Miguel
-Origami, con Amalfy Fuenmayor
-Quimono intervenido, con Amalfy Fuenmayor
-Ilustración de Cuentos, con Patricia Metola

El programa Hablando con el arte se sitúa en un escenario inédito hasta ahora, porque centra su trabajo en la intervención de las personas con TEA y proporciona una nueva visión de ellas en tres grandes ámbitos:
-El ámbito de la interpretación artística; con la peculiar lectura que estas personas realizan del mundo pictórico.
-El ámbito de la calidad de vida; comprobando de qué manera el arte también ayuda a estas personas en la realización de sus sueños y en su bienestar personal.
-La producción artística; los alumnos reproducen y versionan las obras de arte que trabajan en los museos, así como llevan a cabo sus propias obras partiendo de la experiencia de sus visitas.

Anuncios

Un nuevo estudio revela la dificultad de las personas con autismo para procesar simultáneamente sonidos e imágenes

Posted on

vision y habla

Como ver una película extranjera mal doblada, los niños con Trastornos del Espectro del Autismo (TEA) tienen problemas para integrar simultáneamente la información de sus ojos y de sus oídos, según concluye un estudio del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt, en Nashville, Estados Unidos, publicado este martes en ‘The Journal of Neuroscience‘.

El trabajo, dirigido por Mark Wallace, director del Vanderbilt Brain Institute, es el primero en mostrar la relación y sugiere fuertemente que los déficits en los bloques de construcción sensoriales para el lenguaje y la comunicación en última instancia pueden obstaculizar las habilidades sociales y de comunicación en los niños con autismo.

“Hay una enorme cantidad de esfuerzo y energía volcados en el tratamiento de niños con autismo, pero prácticamente nada de ello se basa en una sólida base empírica ligada a la función sensorial”, señala Wallace. “Si podemos solucionar este déficit en la función sensorial temprana, entonces, tal vez, podamos ver beneficios en el lenguaje y la comunicación y las interacciones sociales”, baraja este experto. El mal procesamiento sensorial puede generar un efecto en cascada que altere el funcionamiento de otras tareas relacionadas y por tanto dificultar también los procesos de aprendizaje de lenguaje, la dificultad de asociar de forma coherente los sonidos con las imágenes, en una especie de disociación de ambos estímulos, genera a su vez una problemática a la hora de cohesionar adecuadamente la información, generando situaciones de saturación sensorial que pueden desembocar en estados de ansiedad.

Mark Wallace, autor principal del estudio

Mark Wallace, autor principal del estudio

A su juicio, los resultados de la investigación podrían tener aplicaciones mucho más amplias debido a que el funcionamiento sensorial también cambia en discapacidades del desarrollo como la dislexia y la esquizofrenia. En el estudio, científicos de Vanderbilt compararon 32 niños con desarrollo típico de entre 6 y 18 años de edad con 32 niños de alto funcionamiento con autismo, haciendo coincidir los grupos en prácticamente todas las formas posibles, incluyendo el cociente intelecutal.

Los participantes del estudio trabajaron a través de una batería de tareas diferentes. Los investigadores usaron diferentes tipos de estímulos visuales, como destellos simples y sonidos; estímulos ambientales más complejos, como un martillo golpeando un clavo, y estímulos del habla y se pidió a los participantes que dijeran si los acontecimientos visuales y auditivos ocurrieron al mismo tiempo.

El estudio encontró que los niños con autismo tienen un agrandamiento en un área conocida como la ventana de la unión temporal, es decir, el cerebro presenta problemas para asociar los acontecimientos visuales y auditivos que suceden dentro de un cierto periodo de tiempo.

“Los niños con autismo tienen dificultades para procesar la entrada simultánea por los canales de audio y visuales. Es decir, que se encuentran con problemas para integrar la información simultánea de sus ojos y sus oídos”, resume el coautor Stephen Camarata, profesor de Ciencias de la Audición y del Habla. “Es como si estuvieran viendo una película extranjera que está mal doblada, las señales auditivas y visuales no coinciden en sus cerebros”, pone como ejemplo.

En una segunda parte del estudio, los científicos encontraron que los niños con autismo también muestran debilidades en cómo de fuertes estaban “consolidados” o asociados los estímulos del lenguaje audiovisual. “Una de las imágenes clásicas de los niños con autismo es que tienen sus manos sobre sus oídos. Una de las razones puede ser que estén tratando de compensar sus cambios en la función sensorial atendiendo únicamente a un sentido, lo que puede ser una estrategia para minimizar la confusión entre los sentidos”, apunta Wallace. Básicamente vemos una situación de una mala “sintonización” de los diferentes canales sensoriales, generando por tanto un procesamiento erróneo de esta información. Y por consiguiente

Este nuevo estudio viene a reafirmar algo que en la práctica diaria ya era obvio, pero la relevancia de estos trabajos es que vienen a dar una mayor fortaleza al Trastorno del Procesamiento Sensorial como una comorbilidad en los Trastornos del Espectro del Autismo y de la relación directa con el desarrollo del lenguaje. Así como a dar la importancia que una intervención específica en este campo tiene, aspectos que nos ayudan también a comprender más los problemas de aprendizaje, o porqué el trabajo de los terapeutas especializados en Integración Sensorial es tan importante.

Para saber más:

  • Mark T. Wallace et al. Multisensory Temporal Integration in Autism Spectrum Disorders. The Journal of Neuroscience, 15 January 2014, 34(3):691-697; doi:10.1523/JNEUROSCI.3615-13.2014

 

Licencia Creative CommonsEl contenido realizado por el equipo de Autismo Diario y/o sus colaboradores se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.